Páginas

diciembre 12, 2011







3 comentarios:

Etienne dijo...

Sentí ahí nomás el ruido de las hojas al caer y de las alas de esos pájaros que salieron volando.
A esta chica lo único que le falta es el termo y el mate!

Anónimo dijo...

disculpa querida, pero ésto ya es sublime!

Soy Odin dijo...

He volado contigo...Gracias por las huellas de tu alma en tan delicada y profunda obra... ;-) Un placer haber llegado aquí...